Seleccionar página

Desde el área de conocimiento sobre el empoderamiento de las mujeres, hospital se trata de impulsar cambios, al menos, en dos líneas:

Estructurales: Implican cambios en las estructuras jurídicas y económicas existentes.  Alcanzar este objetivo recae principalmente en diferentes áreas del sector gubernamental, es decir en la voluntad política del poder ejecutivo, legislativo y judicial;

Culturales: Implican cambios en la percepción ciudadana.  Alcanzar este objetivo recae principalmente en la sociedad civil, es decir en quienes actúan como comunicadores/as sociales, docentes, profesionales sanitarios, directivos/as empresariales y la sociedad en general.

A este respecto, se podrían identificar los elementos que definen el ‘empoderamiento‘ en sí mismo:

  • Acceso a información relevante.
  • Inclusión y participación directa en los recursos que provee la organización social de la comunidad.
  • Posibilidad de exigir responsabilidades y rendición de cuentas.
  • Capacidad de organizarse en redes de comunicación y/o activismo para avanzar en la igualdad de género.

Fue en la IV Conferencia Mundial de las Mujeres, en Pekín, 1995, cuando se aprobó la necesidad de avanzar en el empoderamiento de las mujeres como estrategia para la igualdad efectiva. Los datos disponibles nos siguen mostrando el gran reto existente. El incremento de la participación de las mujeres en los ámbitos laborales, sociales y políticos hasta alcanzar un equilibrio con las posiciones de la población masculina, es un requisito indispensable para combatir los niveles de pobreza y las demás manifestaciones de la discriminación e inequidad de género.