Este curso pretende contribuir a facilitar la identificación del sesgo androcéntrico presente en el sistema económico imperante y en los análisis económicos convencionales.

La intención es, por una parte, facilitar el análisis de las implicaciones que las políticas económicas (neoliberales y patriarcales) están teniendo sobre las condiciones de vida de las mujeres y, por otra parte, ofrecer alternativas, desde la perspectiva feminista, al modelo económico actual.